Coaching Laboral

El Coaching Laboral te entrena para cambiarte, encontrar un nuevo trabajo ó acelerar tu carrera laboral, determinando tu Oferta Laboral (lo que haces tu a nivel de excelencia), encontrando tu Mercado Meta (empresas donde puedes transferir tu Oferta Laboral), entrenándote para hacer Redes de Contacto y realizar Entrevistas Laborales efectivas, es decir todo lo necesario para encontrar un nuevo trabajo o acelerar tu carrera.

Visitar Sitio

Una entrevista de trabajo es mucho más que un conjunto de preguntas y respuestas, puesto que muchas veces constituye el único modo de un candidato para demostrar su valía al frente de un puesto nuevo. A menudo genera gran preocupación en quien la realiza, que no sabe cómo comportarse y conlleva que el entrevistado opte por contestar aquello que cree que el entrevistador quiere escuchar. En este sentido, es habitual considerar que a lo largo de estas charlas se formulará alguna 'pregunta trampa', lo que resta espontaneidad al candidato. "Hay que escuchar bien lo que el entrevistador pregunta, sin estar buscando en el curso de la entrevista una trampa por su parte. El seleccionador debe evaluar, saber si el perfil corresponde a lo que la empresa necesita. No necesita poner trampas de ningún modo", asevera Monsegur.
 
La sinceridad es otro de los aspectos principales del encuentro, determinado tanto por la comunicación verbal como no verbal y que debe transmitir al interlocutor la seguridad y confianza que el propio entrevistado tiene en él mismo. Para ello, Sanabria recomienda:
 
Escuchar atentamente al entrevistador, dejarle hablar y contestar a las preguntas sin irse por las ramas.
Pensar lo que se va a decir, ser coherente y procurar no contradecirse.
Estar preparados para hablar de los errores o defectos en el terreno personal y profesional, así como de las virtudes, éxitos y aptitudes. Para ello, se deben seleccionar aquellos hechos que sean menos perjudiciales y presentarlos de manera positiva, buscando el aprendizaje adquirido a través de ellos o las iniciativas surgidas para solucionarlo.
 
Hablar bien de los trabajos anteriores, pensar en los aspectos positivos de las antiguas empresas donde se haya trabajado. Los comentarios negativos pueden crear desconfianza en el interlocutor, que podría pensar que su oponente es poco sociable o una persona complicada.
 
En cuanto a la comunicación no verbal, el lenguaje corporal juega un papel muy destacado, ya que transmite también mucha información y hace que el dominio gestual resulte de vital importancia en el transcurso de una entrevista. Los aspectos a tener en cuenta en este caso son:
 
Ropa: Lo más prudente es vestirse de modo discreto, sin colores estridentes ni adornos exagerados. Llevar ropa cómoda ayuda a estar relajado. Es importante dar una sensación de limpieza e higiene.
Saludo: El apretón de manos debe realizarse con decisión y firmeza. Hay que evitar el temblor de manos, tener los dedos contraídos o la mano sudorosa.
Modo de sentarse: Conviene cuidar la manera de entrar en la sala de la entrevista y de sentarse. Lo aconsejable es esperar a que den las indicaciones oportunas para hacerlo.
Mirada: Es importante mirar al interlocutor, prestarle atención y no parecer ausente.
Tics: Frotarse las manos o rascarse el pelo son algunos tics que pueden surgir como consecuencia de los nervios. Sin embargo, hay que intentar evitarlos o sustituirlos por otros más discretos.
La sonrisa: Debe ser moderada, ni forzada ni exagerada. Lo más importante es mantener una actitud positiva ante el hecho de formar parte de la empresa y reflejar en la expresión facial esa predisposición.

Fotos destacadas

200px_phyllopteryx_taeniolatus1.jpg

Servicio de Impuestos Internos, declaración de Renta, emisión de documentos electrónicos, preguntas frecuentes.

Leer más ...

 
 
 
 
Go to top